Desarrollo del bebe : El bebé de 9 a 12 meses de vida

Del Gateo a la Caminata Del  noveno  al  doceavo  mes  de  vida  después  del  nacimiento A nivel físico, entre los nueve y los diez meses de edad, cuando el niño logra echarse boca abajo, y logra sostenerse sobre sus manos abiertas, sus  brazos extendidos y sus rodillas flexionadas, descubre que, si presiona sobre el piso con sus manos y sus rodillas, obtiene el impulso necesario para comenzar a movilizarse  gateando.     Es así como, desde los diez meses, el niño gatea cada  vez  mejor, y, mientras ejercita y practica el gateo hacia  adelante, poco a poco, aprende  a  sentarse solo desde  la  colocación  boca  abajo.   Entre los diez y los once meses de edad, sujetado de la mano de alguna persona o sujetado con la mano de algún mueble del entorno del hogar, el niño logra pararse  desde  la  posición  de  gateo; estando parado, se  mantiene  de  pie  apoyado sobre el mueble usando las dos y/o solo una de las manos, y se moviliza en el ambiente caminando  de lado,  de extremo a extremo  del  mueble.      

                            De  los  once  meses en adelante, una  vez  que desarrolla  el  equilibrio corporal, el  control  mental  y  la  seguridad  emocional  necesarios,  se  mantiene  de  pie  sin apoyo, por periodos  más   largos  cada   vez.   Entre los once y los doce meses de edad, cuando el niño logra sujetarse de los  objetos  con  independencia  y  logra  empujar  un   banco  o  un   andador con confianza, descubre  que  puede  dar  sus  primeros  pasos  hacia  adelante,  y,  poco    a  poco,  con  mayor  libertad  cada vez, decide,  voluntariamente,  hacia  donde   dirigirse  caminando. Como  consecuencia  del  perfeccionamiento  del  gateo  y  de   la   evolución   de   la caminata,  desde  los   doce   meses,  los   espacios  y  los  tiempos  de   exploración activa  y  de  descubrimiento  directo  del  niño  se  van  ampliando  progresivamente.      

        A nivel mental, entre los nueve y los doce meses de edad, el niño aprende a     conocer  el  mundo  real  y  el  mundo  imaginario, característicos  de  la  familia,    interactuando  en  pareja  con  cada  uno  de  los  padres, de  los  hermanos,                  de  los  abuelos,  y/o  de  los  adultos  que  participan  de  la  crianza;  de  esta  manera, el  niño  ejercita  y  practica  capacidades  de  exploración  activa  y  de descubrimiento  directo  para  aprender  a  conocer  como   funcionan   el   propio        cuerpo,  las   personas,  los   objetos  y  el   medio   social   y   natural   del   hogar.      A nivel emocional, entre los nueve y los doce meses de edad, el niño suele      manifestar  temor  hacia  las  personas desconocidas,  porque,  en   medida   que,     ejercita y practica  capacidades  de  exploración  activa  y  de descubrimiento      directo, desarrolla  las  habilidades  para  identificar  a  las  personas  del  grupo      familiar, y  para  expresar, de  manera  no  verbal   y/o   verbal,  su   aceptación   o       su  rechazo  hacia  una   persona  que, eventualmente,  participa  del  grupo  familiar

Area  de  DesarrolloHabilidades
Física-se   para    con    apoyo.  
Mental-descubre las características del espacio                       mientras    empuja     los     juguetes:    andador,  coche     de    muñecas,    carretilla,   carro     de   compras,   auto   sin    pedales.  
Emocional-se  comunica  nombrando  a  las  personas                            del    entorno    familiar:   Mama,   Papa,   Hermano(a),   Mamama,   Papapa.  

Leave a Comment